Blog de Estamosahi

OHHHH MON COEUR

OHHHH MON COEUR

Era como un niño: limpio, grácil, exuberante. ¿Qué decir de mis pantalones? Parecían de terciopelo. Limpios, gráciles, exuberantes. ¿Dónde estaba yo por aquel entonces? No se, comenzó a llover. Las fábricas vergadoras (vengadoras, pendón) comenzaron a humear. Hacía soledad. Mucha gente, montones de gente. Pero no había nada que ocultar. Yo era limpio, grácil, exuberante.

No me importó, estaba dormido, pero aquella noche soñé con escupirme. Lágrimas de llanto, ¿quién me comía?

La situación fue la siguiente: pasee hasta marearme, hasta torcer mi cuello hacia otro lado. Había gente, si y no, personas cercanas, pareciera ser. Chicas cualquier día, como un atardecer. La vida fácil, sencilla y loca. Todo iba muy mal, cada día peor, como un susurro por mi frente. Piensaloooooo….

Ufff, ese día no recuerdo ser quien era pero la humillación fue terrible. Me levanté de mi diván (divine en francés) y comencé a correr. ¿Cómo?, ¿con quien? Quien pudiera ser estaba a mi lado y no sabía por qué. Si solo quería huir…. Me sonaba a queja y añoro de libertad pero más bien era un enorme: ¡QUE OS DEN POR CULOOO!

Como historia de terror vale dos duros, pero mi corazón creo que tiene miedo. 


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: